Se acerca la celebración de Halloween, uno de los eventos preferidos por las celebridades, especialmente de Kylie Jenner, quien recientemente lanzó una espeluznante campaña envuelta en sangre.

La joven empresaria echa a volar su imaginación cada año para sorprender a sus millones de seguidores con sus disfraces.

Muy a su estilo, en la mayoría de sus atuendos predomina la sensualidad, tales como el de una sexy hada, o una hermosa sirenita, sin olvidar el de conejita de Playboy que protagonizó junto a su amiga Stassie.

Sin embargo, desde la llegada de la pequeña Stormi, Kylie combina sus disfraces con los de su hija, como el que enterneció a sus seguidores en 2018 al emular una tormenta, ya que ella aparentaba ser una nube y la nena simulaba ser un rayo.