¿Qué es lo primero que han comprado 14 ganadores de la lotería tras descubrir que se habían transformado en personas ricas?

Días atrás se supo que un residente de Illinois -cuya identidad no ha sido revelada- tenía el boleto ganador de Mega Millions por valor de 1.280 millones de dólares, una suma que se reducirá bastante luego del pago de impuestos.

Ganar el “premio gordo” puede abrir un mundo de posibilidades para los ganadores de la lotería, según una nota de Business Insider, ya que por fin “pueden comprar una nueva casa, encontrar un nuevo trabajo que les apasione o crear una organización focalizada en una causa que les interese”.

Sin embargo, conseguir el premio gordo también puede representar “Un giro hacia lo peor: de hecho, muchos ganadores de la lotería acaban arruinándolo todo”, según Business Insider, que cuenta cómo “catorce ganadores de la lotería derrocharon su dinero”.

Un parque acuático

-”John Kutey construyó un parque acuático: tras cobrar un premio de 319 millones de dólares de Mega Millions, Kutey y su esposa Linda decidieron donar una parte de las ganancias para construir un parque acuático en honor a sus padres. Donaron 200.000 dólares para construir el Spray Park en Nueva York. Louise White creó un fideicomiso y le puso el nombre de su postre preferido; en 2012, White, de 81 años, de Newport (Rhode Island), compró helado de crema ‘arco iris’ justo antes de comprar un billete de lotería que acabaría valiendo 336,4 millones de dólares”.

“En honor al afortunado postre, creó “The Rainbow Sherbert Trust”, un fideicomiso que beneficiaría a su familia.

-Bob Erb luchó por la legalización de la marihuana: “El activista canadiense se volvió rico en 2012 tras comprar un boleto de lotería de camino al funeral de su padre en Calgary, tras 43 años comprando boletos. El trabajador de la construcción pensaba seguir trabajando y donar su sueldo al banco de alimentos. También destinó un millón de dólares de sus ganancias al ‘Día 420′, un evento anual que apoya la legalización de la marihuana”.

-Nigel Willetts viajó por todo el mundo: “Con una probabilidad de 13 millones a 1, el propietario de un pub, Nigel Willetts, ganó 1 millón de libras esterlinas en 2014 tras tomar accidentalmente un billete de 20 libras mientras compraba billetes de lotería, según declaró al Daily Mirror y utilizó las ganancias para viajar por el mundo, empezando por invitar a 13 miembros de su familia a unas vacaciones en Florida durante las fiestas”.

Programa de luchadoras

-Jonathan Vargas creó un programa de televisión con luchadoras: “Vargas tenía sólo 19 años cuando ganó un Powerball de 35,3 millones de dólares en 2008. Con sus nuevos fondos, creó Wrestlicious, una promoción de lucha libre femenina. “Wrestlicious TakeDown” duró una temporada en televisión, mostrando a los miembros de la audiencia mujeres escasamente vestidas realizando bromas. CBS News informó de que Vargas quería crear un reality show basado en el programa original, aunque se arrepintió de cómo gastó sus ganancias”.

-Lara y Roger Griffiths compraron la casa de sus sueños: “En 2006, los Griffiths utilizaron sus ganancias de 1,8 millones de libras de la Lotería para comprar la casa de sus sueños, con un precio de 670.000 libras, informó el Daily Mail. También compraron un Porsche y dos propiedades más para alquilar, invirtieron en bolsa y Robert se gastó 25.000 libras en grabar un disco con su banda de la universidad. Desgraciadamente, seis años después, cada centavo de su fortuna había desaparecido”.

-Sarah Cockings compró cirugías de aumento de mamas para su hermana: “Cockings era estudiante de trabajo social cuando ganó un premio 4,2 millones de dólares en 2005. ‘Tengo una familia muy unida y mi victoria no fue sólo para mí, sino también para mi familia, dijo”. Cockings agasajó a sus seres queridos pagando la nueva casa, las vacaciones y los coches de sus padres, según el Daily Record. “No dejó a sus hermanos fuera de la ecuación, pagando el aumento de pecho de su hermana”.

-Evelyn Adams se llevó sus ganancias a Atlantic City: “Contra todos los pronósticos, Evelyn Adams, de Nueva Jersey, ganó la lotería en años consecutivos -1985 y 1986- por un total de 5,4 millones de dólares. Al sentirse afortunada, llevó su dinero extra a las mesas y máquinas tragamonedas de Atlantic City; pero en 2016 ya estaba sin un centavo y residía en un parque de casas rodantes después de haberlo apostado todo”.

Casino en Atlantic City

Merle y Patricia Butler invirtieron en el asesoramiento de planificadores financieros: “Tras ganar una parte del premio de 656 dólares de Mega Millions en 2012, la pareja de Illinois Merle y Patricia Butler no estaba segura de qué hacer con su nueva fortuna, pero prometieron ser inteligentes al respecto. Sin embargo, Forbes informó de que planeaban gastar la suma global en el asesoramiento de sus planificadores financieros y abogados”.

-Denise y Paul Hardware invirtieron en propiedades: “La vida de esta pareja de Gales dio un gran giro en 2007, cuando ganaron 5 millones de libras, según informó la revista Mirror. Tras hacer un crucero de celebración, pagaron su hipoteca, compraron la casa de sus sueños en Somerset e invirtieron en otras tres propiedades. Además, las ganancias también les permitieron financiar la carrera de su hijo en la Universidad de Oxford Brookes”.

Las tiendas Harrods REUTERS/Toby Melville/File Photo

-Vivian Nicholson se dio el gusto de ir de compras en forma permanente: “Nicholson ganó una fortuna en las quinielas británicas en 1961: 152.300 libras, el equivalente a 3 millones de libras de hoy; de inmediato, encargó vestidos en Harrods, compró varios coches de lujo y viajó por todo Estados Unidos y Europa. Sin embargo, en 2016, su armario estaba lleno de alta costura, pero su cuenta bancaria estaba vacía”.

-George y Beryl Keates se la regalaron a su familia y la pareja sigue comprando billetes de lotería: “A esta pareja inglesa le tocó el galardón en 2012. A pesar de las probabilidades de 14 millones a uno, se llevaron a casa 3,5 millones de libras esterlinas, que repartieron entre los miembros de su familia”.

“Le dimos 250.000 libras a cada uno de nuestros cuatro hijos, 10.000 libras a cada uno de nuestros nueve nietos y dimos algo de dinero a nuestras hermanas”, dijeron al Mirror. De todos modos, “aún les queda dinero de sobra, parte del cual se destina a más billetes de lotería”, indicó BI.

-Janite Lee hizo donaciones políticas: “Tras ganar 18 millones de dólares en 1993, un fabricante de pelucas de Corea del Sur utilizó una buena parte para apoyar al Partido Demócrata; sin embargo, al parecer fue demasiado generosa: sus donaciones, unidas a las deudas de juego y de tarjetas de crédito, la llevaron a declararse en quiebra en 2001″.

-Charlie Lagarde optó por 1.000 dólares semanales para financiar sus estudios de fotografía: “Luego de ganar la lotería con el primer y único boleto que había comprado, a Lagarde, que acababa de cumplir 18 años, se le abrió la posibilidad de elegir entre una suma global de 1 millón de dólares o 1.000 dólares a la semana durante el resto de su vida; él eligió los 1.000 dólares semanales y dijo que quería utilizar el dinero para viajar y estudiar fotografía. Uno de mis sueños sería trabajar para National Geographic”, dijo, según el Evening Standard.