La legendaria y fallecida Lady Di, mayormente conocida como la Princesa Diana, estaría hoy bastante enfurecida con sus dos hijos, los Príncipes William y Harry, ya que ellos no han cumplido una promesa que de niños hicieron con su iconica madre.

La situación es una completa realidad, relación entre el Príncipe Harry y su hermano, el Príncipe Guillermo, es casi inexistente y confusa. Y algo es verdad, sí hay quien pueda asegurar que si la princesa Diana viviera, esta situación le habría dado un gran disgusto y la tuviera bastante enfurecida, ya que ella intentó forjar en ellos una unión fraterna indestructible, al ser consciente del futuro que les esperaba como parte de la familia real Windsor.

Ante este escenario presente, ha resurgido un nuevo elemento del anonimato para romper con el silencio y lo que tiene que decir podría cambiar el rumbo de la actual situación que viven los hermanos.

Una de las mejores amigas de Lady Di, Simone Simmons, quien además tiene varias habilidades psíquicas, recientemente concedió una entrevista al diario británico The Mirror en la que relató cómo vivió en primera persona junto a Lady Di varios hechos que marcaron sus últimos años de vida, aprovechó la ocasión para recordar a los hijos de Diana de Gales, una promesa que ella les hizo refrendar un buen día en medio de un evento deportivo en el que ambos participaban y ella los estaba acompañando.

Según Simmons como testigo de la escena, relató lo siguiente:

«Los dos chicos prometieron que cumplirían los deseos de Diana para que siempre fueran los mejores amigos. Chocaron los cinco, luego abrazaron a su madre y siguieron jugando al fútbol».

Sin embargo, y como todos sabemos en la actualidad, esta promesa no se ha cumplido, ya que ambos príncipes se encuentran bastante distanciados y con varios problemas en su relación.

Ambos ya tienen sus familias, pero nisiquera eso les ha permitido volver a forjar los lazos que la Princesa Diana deseaba con tanto anhelo que ellos tuvieran en su madurez.